Archdesant 2011

Staraja Majna, Ulyanovsk. Rusia

Proyecto: 2011

 

Archdesant es un taller internacional de arquitectura que se celebra todos los veranos en la provincia de Ulyanovsk, en la región del Volga en Rusia. Durante aproximadamente una semana, arquitectos europeos trabajan con arquitectos y estudiantes de arquitectura de la región en proyectos de intervención en el paisaje en distintos lugares de la provincia, en un atmósfera de convivencia e intercambio de conocimientos y experiencias.
En el año 2011 el taller se llevó a cabo en el pequeño pueblo de Staraja Majna, una localidad de apenas 5000 habitantes en los márgenes del río Volga. Fuimos invitados a participar en el taller junto a otros arquitectos españoles -Carlos Jiménez, Enrique Ibáñez (west 8), Ricardo Soriano (Ensamble Studio) y Nacho Bautista (moho arquitectos). Nuestro grupo de trabajo se ocupó de desarrollar una propuesta para un parque fluvial en las orillas del río Volga, en una zona de encuentro del pueblo y el río caracterizada por la presencia de un bosque lineal de abedules a través del que se intuye el discurrir magnífico del río que alcanza ahí varios kilómetros de ancho.
Una sencilla imagen resume la intervención: un ojo que se mueve por el bosque mientras contempla el río. Las actividades normales en un parque, pasear, correr, jugar juntos, etc, pueden hacerse en el bosque actual y en la playa actual, sin modificarlos apenas, y dejando que los juegos de luz y sombra a través de los árboles, el sonido de la brisa moviendo la hierba, o la superficie plata del río bajo el sol, sean los que protagonicen nuestra percepción. Unas sencillas pasarelas de madera construidas a unos 40 cm del suelo penetran en el bosque desde los espacios de aparcamiento hasta encontrarse con otra de mayor tamaño que discurre paralela al río. Se hacen pequeños claros en el bosque para acoger sencillas zonas de comunidad, estancia y juego. Para resolver los accesos a la playa situada unos 10 metros bajo la cota del parque, se construyen unas estructuras también de madera que además de albergar escaleras y rampas de bajada a la playa, concentran una serie de servicios necesarios: pequeñas cantinas, vestuarios, zonas de ducha, etc. Ya en la playa y desde esas mismas estructuras parten los muelles que penetrando en el río casi unos 150 metros permiten atracar pequeñas embarcaciones, pescar desde ellos y lanzarse al agua para nadar y disfrutar de su frescura en verano, o patinar durante el gélido invierno.
La construcción es tan sencilla y poco sofisticada como la propia intervención. Staraja Majna está rodeada de frondosos bosques de abedules, alisos y pinos. Con su madera, transformada en rollizos, listones y tableros y con los sobrantes de una pequeña fábrica de ladrillos del pueblo se construye todo el proyecto, de forma que sea muy simple el mantenimiento y cuidado del parque.

arriba
abajo
Archdesant 2011 rvr arquitectos

t. +34 981 573867 / rvr@rvr-arquitectos.es